39º

una vez tuve fiebre cerca tuyo. volaba.

había soñado con mis abuelos viniendo en colectivo a verme, traían medialunas.

me desperté llorando. te pusiste detrás mío. sin conocerme, después de dos noches y hasta ahora. me abrazaste, con brazos y piernas.

hay cosas que no se curan más.

diagnóstico

mi terapeuta me explico que al recordar los momentos lindos me estoy acercando a un aspecto más integral de la elaboración de nuestra relación.

eso quiere decir que te estoy elaborando, que poco a poco dejo atrás los sentimientos negativos, las emociones que no construyen nada y el dolor.

puto.

cosa de hermanas

le digo a mi hermana que no importa con quién este yo, a ella nunca le va a caer bien.

ella dice “cuando estés con alguien como la gente si me va a caer bien, pasa que nunca estuviste con alguien como la gente”.

los apodos más destacados que utilizó mi hermana para referirse a la gente con la que yo salía:   el peque – pesadillity – el trenchito chu chu (por rafa gorgory) – el heladero – el portero – el pitudo – el pervertido

pupo

que te haya tirado la campera por el balcón, que no te haya hablado por dos años, que te haya dicho que no con el dedo, que haya tirado todo lo que me regalaste y me haya burlado especialmente del oso de peluche, no quiere decir que no te haya querido

el oso se llama pupo.

definición

a veces simplemente te extraño. y vuelvo a pensar.

y pienso si el amor no será en realidad la posibilidad de creer que algo ideal, muy lindo y con toda la apariencia de lo irreal pueda realizarse. pero todos dicen “te amo” porque es más fácil que decir “creo que es posible que algo ideal, muy lindo y con toda la apariencia de lo irreal puede realizarse con vos”.

yo lo creía, con vos. no te lo dije. porque no tenía ganas de decirte te a*

te dije te quiero. y hubiera sido mejor no hacerlo.

porque lo ideal, muy lindo y con toda la apariencia de lo irreal, suele ser solo eso. con vos.

viaje

extiendo el brazo. para el remisse. la tarde es linda.

después de decirle a dónde voy apoyo mi cabeza en la ventanilla.

el remisero me mira por el espejito retrovisor “se te ve muy relajada” me dice.

yo me sonrío. ¿si? le digo y vuelvo a mirar por la ventanilla.

como si el día anterior no hubiera golpeado la mesa de la heladería de repente mientras charlaba cuando pasó el Urquiza -que te traía y me llevaba- por la avenida gritándole “¡¿tenés que pasar por aquí todos los putos días?!” y después de nuevo al helado de cheesecake y a la ventanilla.

le dije que un día ponía una bomba y nadie se daba cuenta. y el remisero sonrió.

adobe photoshop i love you

hay una  página de fotos sobre el amor.

antes las veía y realmente dolían como duelen las cosas que uno quiere mucho tener y tener mucho.

pero ahora las miro y ya sé cómo se redondean los bordes y cual es el número que identifica el color exacto que se añade a la imagen después de duplicar la capa para lograr ese efecto en photoshop.

entonces las miro como si nada, porque ya lo sé hacer.

ah cierto, y lo del amor que es una porquería.

también.

pero basicamente los bordes redondeados y el filtro.

http://leloveimage.blogspot.com